Search
  • Leonel Melo

Discurso Apertura CIEL 2021

Updated: Mar 21

Desde su primera edición en el año 2017, el CIEL ha propuesto a empresarios, Estados, y académicos de diversas disciplinas, una reflexión profunda alrededor de dos preguntas fundamentales, casi existenciales. La primera es cuál es la extensión de la brecha entre el diseño de nuestros sistemas legales y los mercados que esos sistemas están llamados a cultivar, desarrollar, y proteger. La segunda pregunta es qué tipo de herramientas deben ser desplegadas para suplir esa brecha y hacerlo antes de que los sistemas legales sean reformados, "actualizados", porque los mercados no pueden esperar y no esperan que el sistema los alcance.


A esas dos preguntas nuestra deliberación colectiva en las ediciones del 2017 y del 2019 ha producido respuestas muy interesantes. Sobre la primera, hemos concluido que la brecha es enorme, que efectivamente nuestros sistemas legales no responden de manera efectiva desde hace mucho tiempo a las necesidades más fundamentales de nuestros mercados: una distribución eficiente de recursos, una difusión adecuada de información que permita a los actores económicos tomar las decisiones correctas de manera oportuna, y mecanismos idóneos de establecimiento de precios. Y si bien hemos reducido la explicación de este fenómeno, el de la brecha entre nuestros mercados y nuestros sistemas, a un problema de velocidad, de tiempos, a la incapacidad de la ley de transformarse con la rapidez que se transforman los mercados, en una explicación más ponderada hemos identificado que la disrupción que producen las nuevas tecnologías, la digitalización de los mercados, ha contribuido de una manera muy directa a exacerbar una brecha que es muy antigua.


Sobre la segunda pregunta, hemos concluido que mientras nuestros sistemas legales mantengan grados mínimos de flexibilidad y apertura los diversos actores que conforman la fibra del mercado, en el sector público, en el sector privado, y en la academia, siempre serán capaces de suplir las insuficiencias de la ley, innovando, anticipando, y trabajando de manera coordinada, con una visión orientada a los objetivos de desarrollo económico y generación de riqueza que constituyen la motivación última del esfuerzo creador.


A ese ejercicio continuo de trazar rutas adecuadas para alcanzar los objetivos de negocio de los actores económicos apalancándonos en el entorno jurídico le denominamos Estrategia Legal, una disciplina a la que el Instituto OMG le ha dedicado por más de diez años diversos programas de investigación y formación, incluyendo una Maestría en Estrategia Legal, el Grado en Derecho, y este Congreso bienal en Estrategia Legal. Y a la idea de que los esfuerzos de las distintas disciplinas profesionales y los diversos sectores económicos deben converger en un trabajo conjunto, coordinado, simbiótico, para identificar las oportunidades que nos brinda el entorno jurídico, le hemos denominado Inteligencia Legal, y la hemos analizado tanto en el seno de una empresa como en una visión macro al nivel de un país, o una región, o el mundo. A este concepto también le hemos dedicado mucha energía en investigación y formación, y un espacio protagónico en las dos versiones precedentes del CIEL.


Hemos aprendido también en este Congreso que todos los actores asumimos un compromiso para contribuir, de manera

concomitante, con el cierre de la brecha, para que nuestros sistemas legales alcancen a nuestros mercados más rápido, y con la generación creativa de estrategias que nos permitan optimizar los mercados, capturar oportunidades, y generar riqueza, sin esperar el fruto de nuestros esfuerzos reformadores, y haciéndolo en un contexto de conducta idóneo, el contexto al que nos referimos como la ética de los negocios.


Cuáles son las preguntas que nos plantea CIEL 2021? Bueno, las preguntas son las mismas. Qué es diferente entonces? Mucho es diferente; muchísimo. Esta tercera edición de CIEL nos convoca, sin lugar a dudas, en uno de los momentos de mayor transformación de la historia de la humanidad (como podrán imaginar, originalmente escribí “en el momento de mayor transformación de la historia de la humanidad”). Las tendencias de que nos hablaban nuestros expositores en ediciones anteriores, a veces como signos embrionarios del mercado, como cosas “a observar”, en un mismo año se convirtieron en “tendencias aceleradas”, primero, y luego en patrones consolidados en los mercados. Y aquellas ideas que nuestros expositores se atrevieron a compartir como ejercicios futurísticos, hipotéticos, improbables en el mediano plazo, hoy son una realidad.


Eso significa que CIEL 2021 nos ofrece un laboratorio idóneo para probar las hipótesis que han estado flotando en el ambiente desde su primera edición, y de hacerlo justo en el momento en que nuestros sistemas legales están más demandados de respuestas urgentes que no son capaces de proveer, donde han probado ser menos eficaces para optimizar el funcionamiento de los mercados, para emular los mercados, y el corolario de esto es que este el momento en que la contribución de la Estrategia Legal, ese arte de construir rutas de generación de riqueza a partir del entorno jurídico como es, con sus insuficiencias y por sus insuficiencias y a partir de sus insuficiencias, se hace más perentoria. Y por las mismas razones la capacidad de los actores económicos de trabajar de manera coordinada, con un enfoque interdisciplinario y no sólo multidisciplinario, atentos a identificar las oportunidades que el entorno jurídico provee y capturarlas, eso que llamamos Inteligencia Legal, se convierte en un necesidad urgente.


Y por supuesto, este momento de aguda transformación también requiere de todos los actores que renovemos nuestros votos de compromiso por mejorar el entorno jurídico de una manera sostenible, auto-gestionable, porque los sistemas legales siempre estarán rezagados si se mantiene el modelo de observar y reaccionar, incluso si se pretende apostarle a "anticipar". El nirvana de la transformación de los sistemas legales es el de hacerse innecesarios y que los mercados sean sanos no a pesar de su intrascendencia sino debido a su intrascendencia. En eso consiste que la ley sea una habilitadora y no una conductora de transformación. Cuando en marzo del año pasado todos nosotros fuimos enviados a pensar, forzados por circunstancias tan extremas, en el Instituto OMG, junto a nuestros aliados en investigación, reunidos hoy en este Congreso, asumimos nuestra parte del compromiso a través de un ambicioso programa denominado “Oportunidades Estructurales”, que busca responder, respecto de diecinueve sectores de la economía de la República Dominicana, precisamente dónde están las brechas que separan al sistema legal de condiciones óptimas de resiliencia, con el

propósito de proveer propuestas concretas de solución.


El Programa del CIEL en esta edición, como en el caso de las anteriores, se construye alrededor de tres ejes temáticos, que en esta ocasión son Economía Digital, Negocios Globales y LegalTech. Nuestros distinguidos expositores y panelistas, uniéndose a nosotros dede tres continentes distintos, nos acompañarán a navegar los grandes temas que provocan el pensamiento, la literatura, las normas alrededor de estos ejes, y lo hacen desde sus respectivas posiciones como académicos, hacedores de políticas públicas, y actores centrales, de primera línea, en los mercados. Estos últimos compartirán sus experiencias innovando, creando, en el contexto del entorno jurídico existente, y nos dirán cuáles entienden ellos que deben ser los impulsores en ese entorno jurídico para potenciar la innovación. Los hacedores de política pública, por su parte, le responderán a los actores del mercado qué cosas están haciendo ya para evolucionar el entorno jurídico y hacerlo trascender a ese nirvana de habilitador de la transformación digital, la innovación, y los negocios globales, y nos dirán también qué tipo de conductas esperan en el mercado para generar las condiciones

óptimas de creación de riqueza. Los reputados académicos reunidos en esta edición de CIEL, por su parte, nos explicarán

cómo todo esto se inserta en el contexto de esta fascinante disciplina que es la Estrategia Legal. Por último, como uno de los objetivos primordiales del CIEL es fomentar una multiplicación de las plataformas de investigación existentes alrededor de estos temas, una vez más hemos conducido un concurso de investigación en el marco del Congreso y compartiremos los resultados de ese esfuerzo. Algunos de nuestros expositores y panelistas nos han acompañado en ediciones anteriores y nos servirán de hilo conductor en el debate y testimonio de cómo ha evolucionado el mismo durante estos años.


El camino que vamos a recorrer empieza hoy con una mirada a la empresa de estos tiempos y el rol que la misma está llamada a desempeñar como el núcleo de la transformación de nuestras sociedades, el seno de la Inteligencia Legal, a través de su dinámica natural de competir para vencer en el mercado. Luego conoceremos en detalle once experiencias de generación de ventajas competitivas y disrupción de paradigmas a través de la innovación digital y en la economía digital, en once industrias muy distintas entre sí, y teniendo como fondo contextual tres experiencias sobre el rol de los hacedores de política como habilitares de la transformación. Mañana iniciamos la sesión con una reflexión sobre el poder de anticipar las próximas grandes transformaciones en un entorno de negocios globales, y cómo la Estrategia y la Inteligencia Legal proveen las herramientas requeridas para satisfacer ese objetivo de anticipación y capturar las oportunidades provistas por el entorno. Finalmente, nos detenemos a analizar cómo la gestión de sistemas y procesos

legales puede evolucionar para satisfacer de una manera más pronta, y más eficiente, a las demandas de los actores

económicos, tanto desde el punto de vista de los gestores privados como de los poderes del Estado, incluyendo una mirada a la agenda de transformación de la República Dominicana, país anfitrión de CIEL 2021.


En el Instituto OMG estamos muy entusiasmados con lo que este Congreso augura representar, como ha sido el caso en sus ediciones anteriores, en la construcción por parte de todos nosotros de desarrollo económico y bienestar identificando y creando oportunidades en el entorno jurídico.

5 views0 comments

Recent Posts

See All

Definitivamente dos día fascinante, de discusión, de deliberación que trazan una agenda muy retadora de pensamiento, de investigación para los próximos años, agenda que pueden estar seguros asumimos e

Tal vez el rasgo más distintivo de la Estrategia Legal como disciplina es su enfoque en el rigor metodológico. Lo que separa al estratega del buen abogado es que el primero le imprime al ejercicio un

Documento introductorio al 2do Congreso Internacional de Estrategia Legal (CIEL) La primera edición del CIEL, hace dos años, nos dejó con tres ideas muy poderosas. La primera es que la Estrategia Lega